mi vida con él

el ordenador y yo pasamos muchas horas juntos trabajando en los nuevos proyectos… estar enclaustrada es una sensación que me gusta, no puedo escribir sin sentirme en una isla. pero una relación tan estrecha agradece la compañía de invitados que me traen aire fresco:

*el recuerdo de mi gente. vuestro apoyo y los buenos deseos para que siga adelante me son imprescindibles (la vela era por c., ese día escribí con su presencia y la de las chicas a mi lado, fue tan entrañable que hice la foto)

*escribir a mano y sentirme físicamente acompañada de la historia. el argumento y las tramas acaban en algún momento danzando por mi mesa vestidos de colores. también paso la escaleta a fichas, entonces sí que siento, literalmente, la historia en mis manos.

*fruta fresca!!! y arándanos escarchados! y palomitas! y té verde… y últimamente hasta café con canela! (cada uno tiene sus chuches oiga!)

*y soñar con el momento en el que saldré a encontrarme con mi gente… el premio a una semana de entrega a otro mundo.

sí, llega un momento en el que vivo más en este otro mundo que estoy creando que en el real… y… esta es la sensación que crea adicción, este es el momento en el que sabes que ya no hay vuelta atrás. sigue el esfuerzo, sigue la frustracción y la ansiedad… pero ya siempre acompañada de placer

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s